jueves, 18 de diciembre de 2014

Fracaso de Misántropo

Durante un par de años he estado alejado de los blogs en general y de la literatura online en particular. Mentiría si dijera que no ha sido culpa de un titánico bloqueo creativo, pero eso quizás también sería exagerar demasiado. Ha sido una temporada productiva en unos ámbitos y emocionalmente absorbente en otros, pero siempre ha habido una constante literaria, incluso si no ha quedado reflejada en Internet como venían siendo habitual por mi parte. Sin embargo, todo eso está cambiando poco a poco y, como parte del proceso, he abierto una nueva bitácora que no tiene las pretensiones artísticas de La Cuarta Ley de Mendel, pero que mantiene la misma tónica personal. Quiero, pues, invitarles a que se den una vuelta por Fracaso de Misántropo, como gesto de agradecimiento por seguir siendo tan fieles a este blog incluso estando un coma prolongado.


Esto no significa que no tenga intención de seguir escribiendo en La Cuarta Ley de Mendel, un sitio que tantas alegrías me ha aportado. Aún tengo intención de subir unos cuantos poemas más al menos y, por supuesto, acabar el dichoso Bloomsday así que no dejen de pasarse una o dos veces al año por aquí, que se pueden llevar alguna sorpresa. Mientras tanto, nos vemos en Fracaso de Misántropo.

Un caluroso saludo,
Alejandro Candela Rodríguez